Urepel! (Fuga de Ezkaba 5/6)

Historia, Rutas

4ª etapa: Sorogain – Urepel.

Muy cerca estamos ya del objetivo. 

Sorogain es un paraje de frondosas hayas y zigzageantes senderos. Paisaje natural salpicado por alguna borda y unas pocas pistas. Terreno propicio para huidas y escondites. Las rutas comerciales hacia Europa de las zonas de Baztán y Bera al oeste y de Donibane Garazi y Orreaga al este dejan más libre y despoblado este valle fronterizo, circunstancia que históricamente ha favorecido la proliferación del contrabando, sobre todo desde que Navarra dejara de ser Reino en 1841 porque las aduanas del sur se trasladaron a los Pirineos.

IMG_5513.JPG

Del albergue de Sorogain a Urepel (Aldudes) hay 9 kilómetros. Hasta allí consiguió llegar el fugado Jovino Fernández, natural de El Bierzo. Treinta años tenía entonces.

Jovino-156033

Partió del Fuerte junto a otras veinte personas que se fueron quedando por el camino. Días después de la salida, sin nada, y tras tener que sortear todo tipo de peligros, poco más podía hacer que confiar en su suerte y en emplear cada gramo de oxígeno en no desfallecer y avanzar. Otros llegaron a entregarse ante el cansancio, la desesperación y el hambre – comían hojas de roble, hierbas y limacos -.

Días después, Jovino narró las situaciones que vivió durante la huída. En una ocasión permaneció dos horas metido en un río mientras a escasos dos metros de maleza de distancia le buscaba una patrulla de requetés, fusil en mano, y los perros labraban.

‘Al final, un día – a los doce de haber salido del Penal – me encontré un pastor. Me dio pan y queso. Le dije que marchaba para Guipúzcoa, y le pregunté si iba bien. Me respondió que estaba en territorio navarro, a cuatro kilómetros de Francia. Estuve a punto de desvanecerme. Me sinceré con el pastor. Ya sospechaba él que yo era un fugitivo. Me aconsejó que permaneciese en el bosque escondido hasta el día siguiente, que él me ayudaría a pasar la raya de Francia. Así fue. Al otro día burlé unas vez más las guardias de vigilancia. Eran las últimas. Estaba ya en Francia’.

Según indica Fermín Ezkieta en su muy recomendable libro ‘Los fugados de Ezkaba’, por la descripción que hizo Jovino del lugar de encuentro, éste podría ser entre la majada de pastores de Zaraka (Sorogain) y el Lindus, monte desde el cuál se divisa la Colegiata de Roncesvalles a un lado y las casas de Urepel a kilómetros al otro. Y otra curiosidad: este pastor, que no dio su identidad a Jovino cuando le preguntó quién era para después agradecérselo – demasiado peligroso -, pudo ser hasta el mismísimo Xalbador, cuya relación con refugiados está atestiguada.

IMG_E5426.JPG

Siguiendo la GR225, vamos al collado Beraskoain, a mil metros de altitud, para bajar hacia Urepel tras pasar la muga.

IMG_5444.jpeg

Dirección norte, por un paisaje abrumador, de esos que no se pueden captar en su inmensidad con el objetivo de una cámara. Desde el collado, punto de mayor elevación de la etapa, quedan siete kilómetros de bajada. La parte inicial que, que atravesamos por un sendero, es la más bonita de toda la GR. El recorrido transcurre entre helechos, hayas, regatas, ovejas, pendientes que intimidan, humedad, colores vivos… y silencio.

IMG_5538

IMG_5542

A los cinco kilómetros de partir cruzamos la muga, si bien no hay nada que nos lo indique. Inevitable acordarse de Jovino y del resto de fugados, que tenían este momento como objetivo de vida o muerte. 220 personas perdieron su vida. 

IMG_E5582

Tras la muga el entorno sigue siendo espectacular, sobre todo por las vistas sobre el valle de la regata Gambeleta, que nos acompaña a la derecha desde el collado.

IMG_5568

Conforme descendemos van apareciendo los baserris y acabamos llegando a una zona de prados. Seguimos bajando para salir a la carretera que nos lleva a Urepel. 

IMG_5438.jpeg

Objetivo cumplido!

Continuará…

 

 

Tan cerca… y tan lejos (Fuga de Ezkaba 4/6)

Historia, Rutas

Etapa 4: Saigots – Sorogain

IMG_5462

Los todavía fugados que consiguieron atravesar la línea imaginaria Eugi – Urtasun – Oiezki – Saigots llevaban ya unos cuantos días de huída monte a través a sus espaldas.  Quedaban alrededor de una treintena en grupos pequeños. Las condiciones seguramente inimaginables ya, pero quizá el sentirse cerca de su objetivo mantenía erguida la llama de su esperanza, su ansia de libertad o de, ya simplemente, vivir.

En esta zona con el Adi como referencia al norte y antesala de la frontera y el camino de Santiago francés al sur, volvemos a encontrar muchos testimonios y recuerdos de aquellos días de finales de mayo y principios de junio del 38. Adentrarse en estos dominios más montañosos, de menor población y caminos más agrestes otorgaba a los fugados más posibilidades, por eso Guardia Civil, falangistas, requetesana y demás perseguidores intentaron cerrar su acceso.

 

Hay referencias de capturados y fusilados en Agorreta, Anestakozoko, Lintzoain, Bizkarreta… Se sabe, por ejemplo, que dos de ellos habían alcanzado ya Sorogain, pero se vieron obligados a retroceder por la presencia de patrullas. Al final, fueron vistos en Oianeder, entre Erro y Lintzoain, ejecutados y trasladados al cementerio de este último pueblo, donde han permanecido en el absoluto anonimato hasta su exhumación en junio de 2017 por Aranzadi.

LintzoainB

Comenzamos la etapa, al igual que la anterior, ascendiendo. De los 535 metros de altitud de Saigots hasta los más de 1.000 metros en el collado del Tiratun.

Al principio transitamos por un sendero estrecho, para desembocar, después de dos kilómetros, en un cruce con otro más ancho, a partir del cual el haya va sustituyendo al pino.

IMG_5466

A los cuatro kilómetros de empezar, se enlaza con el, según qué temporada, concurrido camino de Santiago en sentido opuesto. Es el paraje Kamiogibel, cerca del alto de Erro. Por ahí seguimos tres kilómetros, hasta llegar a la muga entre Zilbati, Erro y Lintzoain, y cogemos la pista que nos lleva, por una zona amplia y despejada con buenas vistas, hasta el collado del Tiratun, lugar apropiado para hacer una parada. En este punto llevamos caminados 11 kilómetros.

IMG_5474

IMG_5478

Desde el collado hasta el aterpe de Sorogain el camino es precioso, de lo más bonito de la GR 225. Si bien una buena parte es pista, transcurre por un tupido bosque de hayas, que comienza pasando una alambrada y tomando el Bide Aundi.

IMG_5499.JPG

Después, el collado de Lizartzu y el paraje de Lastur para posteriormente descender a unos pastos y Beltzaren Borda, muy cerca ya de la carretera que lleva al albergue, sitio apropiado para descansar y pasar la noche.

IMG_5502.JPG

IMG_5505.JPG

 

El paso hacia Esteribar (La fuga de Ezkaba 3/6)

Historia, Rutas

Olabe-Saigots

ff1713ac-f98b-47dd-b806-9b0c59e3ee1d 2

Wikiloc, Nafarra

Atravesado el río Ultzama en Olaibar y dejando atrás el pueblo de Olabe los fugados que aún quedan tratan de llegar al siguiente valle, el que modela el río Arga: Esteribar. Desde esa zona hasta Quinto Real no hay mucha distancia y de ahí a la muga menos aún. Un pequeño problema: los perseguidores lo sabían. Por eso, desplazan el foco hacia la zona. Innumerables son los testimonios de personas del valle sobre fusilados, enterrados y capturados en casi todos los pueblos: Zabaldika, Antxoritz, Ilurdotz, Urdaniz, Sarasibar, Idoi, Leranotz, Usetxi, Eugi, Zubiri, Urtasun, Iragi, Agorreta…

Quienes recorrieron estos senderos ya estaban exhaustos. Dos jornadas de huída, hambre y frío, la constante sensación de bailar con la muerte, que acechaba en cada recoveco. Muchos de los interceptados habían sido ya fusilados.

Durante los tres primeros kilómetros ascendemos por el viejo camino Lurzei, recuperado en auzolan por los vecinos, una zona boscosa y algún claro. Las faldas del monte Aliseto.

IMG_4071

IMG_4075 2

Poco después, conforme divisamos las primeras hayas, el camino se vuelve más asequible. Llegamos a las ruinas de Errotarien Borda (km. 6,5), lugar misterioso flanqueado por árboles que parecen guardar historias de otro tiempo.

IMG_4078

IMG_4096

Continuando la pista, ahora ya herbosa, nos topamos con el paraje Labakitxo y la ermita de San Salvador (km. 8,5) – Inbuluzketa -, adecuado para la parada de rigor.

IMG_4098 2

IMG_4101

Reanudamos la marcha dirección Leranotz hasta el collado Gurutxeto (km.11), punto en el que hay que decidir si seguir hasta el pueblo o desviarnos a la izquierda por la ruta menos cómoda hasta Usetxi. Nosotros elegimos ésta, no sin largo debate. Más desnivel y peor camino, pero gratificante por las vistas y el recibimiento animal.

IMG_4131

IMG_4153

Tras pasar Usetxi – también hay constancia de capturas y fusilamientos en su paraje de Patsaranzokoeta – nos adentramos en la frondosidad del Oiezki para desde ahí, cambiando a dirección sur, empezar a perder altura hasta llegar por Aranandi al camino de Leranotz de nuevo.

IMG_4156

IMG_4161

De aquí a pocos metros tenemos Saigots, a 31 kilómetros ya de Ezkaba. 

IMG_4174.jpg

Como se indica al principio, muchos son los recuerdos de los entonces niños que ahora se transforman en valiosos testimonios. Estas personas, en muchos casos, coinciden en indicar un proceso similar en cuanto a lo que sucedía con los fugados: captura, darles de comer, llamada al párroco para confesión, ejecución y enterramiento a manos de los propios vecinos. Imágenes de persecuciones, detenidos, conversaciones, sonidos de disparos, fusilamientos, enterramientos, sepulturas… Después el temido recuerdo y el respeto a los lugares donde han estado enterrados ochenta años. Alguno señala que su padre le hacía santiguarse cada vez que pasaba por el lugar apartado en el que se fusiló a un hombre, otros, que tenían que sortear una fosa en su camino diario… Hay muchos relatos, alguno muy ilustrativo de lo que sucedió, por ejemplo, el del grupo detectado cerca de Eugi por el humo que se veía en el monte cuando asaban unos limacos para echarse algo a la boca.

Cinco capturados en Iragi fueron llevados a Urtasun, fusilados y enterrados en el cementerio. El sexto, con el que nadie contaba, escapó y puede ser ese cuarto fugado del que no se tenía constancia hasta hace poco. Esta persona, de identidad desconocida, reapareció en la zona en 1997 y todo parece indicar, porque así lo demuestra lo coincidente de sus relatos con lo que ya se sabe acerca de ese grupo, la situación en el Fuerte y las condiciones de la propia huída, que también consiguió traspasar la muga. 

337C616F-8E16-41B0-8A41-E4B51172CBD2

C04152E3-8BD5-4745-A3FB-4CC350C82650

Caminos de gaulana entre Iragi y Urtasun

Los pocos que superan Esteribar y su enjambre de perseguidores se adentran en Quinto Real, el valle de Erro y Sorogain.

IMG_8104.jpg

Eugi. En 1938 no estaba hecho el pantano todavía. Alguno sigue enterrado bajo sus aguas.

Continuará…

22 de mayo (La Fuga de Ezkaba 2/6)

Historia, Rutas

‘Abre las cancelas’.

Ocho de la tarde de un domingo con cielo plomizo en la Cuenca de Pamplona. Momento elegido por los ideólogos de la evasión para intentar escapar. Empujados por la situación y tras retener en cadena a los guardias que los custodiaban, los reclusos se hacen con el Fuerte, muchos llegan a la puerta de entrada y salen al exterior.

IMG_3402

IMG_3347

Una vez fuera, con las ya visibles luces de la ciudad en el horizonte, se miran los unos a los otros. ¿qué hacemos aquí? ¿seguimos? ¿hacia dónde? Sabedores de la importancia de las respuestas a estas preguntas, dudan. Sus vidas están en claro peligro, sin embargo…¿no merece la pena? quizá, dentro los días estén contados.

Algunos no apuestan por la escapada y retroceden, vuelven al penal, otros – 795 como mínimo, ya que habría que sumar los presos no registrados – se lanzan laderas de Ezkaba abajo.

IMG_3359

La lógica indecisión de ese momento inicial – a la situación en sí hay que añadir que la inmensa mayoría de ellos no conocía el entorno – provoca que la huída se retrase y que alguno de los guardias consiga llegar a avisar del suceso a las autoridades. Poco tardaron en aparecer los reflectores de la Guardia Civil. 

Se dispersaron por infinidad de caminos tratando de evitar los obstáculos del medio físico y a sus captores. Trazaron rutas improvisadas de esperanza hacia la libertad. Es dificil saber con exactitud los caminos que siguieron, si bien, en algunos casos, podemos hacernos una idea bastante fiel de parte del recorrido.

IMG_3361

Se escondían de día y trataban de avanzar de noche. Frío, hambre, penurias y pánico ante la posibilidad de que cada hora fuera la última. Acechaban escopeta en mano los militares, requetés, falangistas, curas y vecinos de cada zona, alarmados por la supuesta peligrosidad de los fugados. Los caídos serían fusilados o, con suerte, devueltos al Penal. Ninguno sería plenamente consciente de las semillas que sembraron a cada paso. 

El objetivo general era claro: cruzar la muga lo antes posible para llegar a territorio francés. Vida o muerte. Tan sólo tres de ellos – cuatro muy probablemente – que se sepa, lo consiguieron. Hoy la GR225 recrea algo parecido a una de esas vías a la dignidad, la que llevara al leonés Jovino Fernández a Urepel. Camino de recuerdo y homenaje a todos los que participaron en dicha huída: los que llegaron a Baja Navarra, los 220 fusilados, los 45 que murieron enfermos después, los que sobrevivieron y los que no escaparon. De los muertos algunos han sido exhumados e identificados, otros no serán encontrados nunca.

Como recuerdo y homenaje también quisimos nosotros recorrer esta GR: los 45 kilómetros que separan el Fuerte de San Cristóbal de Urepel. Para ello, seguimos la ‘Guía del GR 255’ de Javier Bacaicoa, el camino está muy bien señalizado. El resultado: una muy gratificante experiencia.

Entre la cima de Ezkaba y el valle de Olaibar situamos la primera de nuestras etapas. Parece que el grueso de los fugados seguiría el sendero que rodea el Fuerte por su parte norte para, por la zona trasera, descender a la mayor velocidad posible hacia Ezkabarte.

IMG_3353

IMG_3360

Bajando por esta ladera norte llegamos a la primera población, Garrués. Según el muy recomendable libro de Fermín Ezkieta ‘Los Fugados del Fuerte de Ezkaba, que nos ha servido como gran fuente de información, testigos que aún quedan en la zona recuerdan contemplar asombrados una larga fila de hombres bajar del monte, atravesar el pueblo y dispersarse campo a través a continuación. Incluso recuerdan con nitidez a uno de ellos porque le faltaba una pierna.

IMG_3366

IMG_3368

IMG_3371

En aquel momento en que caía la noche, la voz de alarma ya estaba dada y la persecución de los patrols de la Guradia Civil iniciada.

De Garrués hacia el norte llegamos a Orrio dejando a un costado la fosa del Pinar, comunal en el que fueron fusilados y enterrados entre cinco y siete huídos. En Orrio (km.6) la pista empieza a picar hacia arriba. Poco después, por el lado derecho de la regata Eleki se sube el repecho que lleva al camino de Asketa.

IMG_3376

Aquí se presenta ante nosotros la dificultad montañosa que sabemos que tenemos que sortear para cambiar de valle. Es el monte Txaraka, auténtica carnicería para los fugados por lo escabroso del terreno, que ofrecía como única opción para ser traspasado rodearlo, lo cual, teniendo en cuenta que los perseguidores estaban encima, suponía un macabro embudo natural.

IMG_3380

IMG_3382

En el cercano paraje de la ermita de la Purísima y el caserío de Nagiz, hoy en ruinas, muchos fueron capturados y fusilados.

Por el camino a Sorauren se llega al camino jacobeo de Baztán.

IMG_3383

En este lado del río Ultzama, sin cruzarlo, hacia el noroeste llegamos a Olaiz (11,50 km), pueblo frente al cual, en la ladera opuesta, vemos Olabe. En este lugar algunos perecieron intentando cruzar un río que aquellos días venía extraordinariamente crecido. 

IMG_3386

IMG_3388

IMG_3390

Otros siguieron caminos dispares. Hay rastro de los mismos – por desgracia, en la mayoría de los casos por fusilamientos e inhumaciones – en Berriozar, Berriosuso; Valle de Egües por Arre y Atarrabia; valle de Juslapeña, la columna de dirigentes; Odieta, Anue, Lantz, Olagüe y hasta en Almandotz, puerta al valle de Baztán. 

En una fosa de Olabe, hoy Lugar de Memoria, los cuerpos de 16 jóvenes fueron exhumados en 2016 tras ser encontrados gracias al testimonio de vecinos, algo habitual. Vecinos de los pueblos fueron quienes enterraron los cuerpos en la mayoría de los casos y vecinos que entonces eran niños son quienes hoy señalan los lugares de fusilamientos y entierros.

IMG_3393

IMG_3396

IMG_3401

Continuará…

Fuerte Alfonso XII (Fuga de Ezkaba, 1/6)

Historia

Si me quieres escribir ya sabes mi paradero.

Muchas historias de los años oscuros del siglo pasado fueron barridas y, con la inestimable ayuda del tiempo, ocultadas bajo la alfombra del olvido colectivo. Sin duda, el Fuerte de Alfonso XII o de San Cristóbal y su entorno fue marco y referencia en algunos de estos pasajes incómodos, turbadores, de penurias y muerte.

IMG_3403

Como ejemplo paradigmático de ellos y de ese olvido instigado y ciertamente conseguido durante décadas tenemos la mayor fuga de prisioneros de una cárcel europea, que no es otra que la que sucedió en este Fuerte, en nuestra propia casa, el 22 de mayo de 1938. Gracias a la constancia y la dedicación de familiares, historiadores y otras personas que se han propuesto levantar bien esa alfombra de indignidad, hoy sabemos más que hace unos años de lo que allí sucedió, no sólo en aquellos días de primavera de 1938 sino también en los años precedentes y posteriores. A pesar del avance, demasiada gente ni siquiera sabe todavía de la existencia de este Fuerte.

IMG_7011

Fue ideado como fortaleza defensiva a finales del siglo XIX y se tardó treinta largos años en construirlo, utilizando piedra del propio monte Ezkaba – subiendo por la carretera son visibles los bocados que se le dieron, además de la dinamitación de la cumbre para crear el enorme agujero en el que se encuentra oculto-. Las cabezas pensantes de tan magno edificio no sospecharon que la aparición de la aviación militar llegaría en aquella época, así que como fortaleza defensiva poca utilidad iba a tener con las obras ya concluídas. Obsolescencia no programada. Un uso había que darle y ese fue el de inhóspita prisión. 

IMG_7037

Los primeros moradores fueron prisioneros de la Revolución de octubre del 34. Desde el principio quedó claro que aquel no era un lugar para la decencia: humedad extrema, insalubridad y falta total de higiene.

IMG_7013 2.jpeg

El triunfo del Frente Popular en febrero del 36 y la amnistía posterior hizo que muchos presos quedaran libres, pero en julio de ese mismo año, tras el Golpe de Estado, Navarra quedó bajo el dominio del bando sublevado y el penal volvió a ver ocupadas sus estancias de forma masiva – en pocos meses se llega a los 2.000 reclusos, muchos castellano-leoneses y gallegos -. Algunas de los que consiguen salvar el pellejo, bien en el frente de guerra o bien tras la voraz represión – en Navarra no hubo frente -, recalan en el Fuerte. Es en este momento cuando empieza el verdadero horror. 

IMG_7012

IMG_7017

IMG_7050

Fue en los primeros meses cuando gran parte de los navarros y riojanos presos fueron asesinados. Se les daba la ‘puesta en libertad’ y al descender por la montaña eran abatidos.

IMG_7048

También se produjeron ‘sacas’ – asesinatos colectivos de persoans que eran conducidas al exterior y fusiladas -, como en muchos pueblos y ciudades. El maltrato era evidente y las condiciones de vida cada vez más deshumanizadoras, a lo que hay que añadir el desvío de fondos para alimentación de los reclusos de los responsables de la cárcel, hecho reflejado en un sumario posterior a la fuga. 

Las brigadas y los pabellones se distribuían a los lados del patio, al cuál se accede desde la puerta de entrada a través de la zona del cuerpo de guardia y el pasadizo conector.

IMG_7060

IMG_7061

Paseando entre sus ruinosos muros e inquietantes estancias, no es difícil imaginar la mala vida del lugar en situación de guerra y venganza. Desnutridos, hacinados y empapados de agua día y noche.

IMG_7019

IMG_7021

IMG_7024

Estas condiciones provocaron muchos muertos durante los años de operatividad del penal. Ya fallecidas, eran llevadas al exterior y enterradas en fosas en muchos casos. En este sentido, uno de los lugares utilizado fue el que actualmente se conoce como el ‘cementerio de las botellas’, a escasos metros de la entrada. Allí, a los cadáveres se les inhumaba con una botella entre sus piernas, en la cual se introducía una nota con sus datos personales – parece ser que por iniciativa de un cura -.

cementerio de las botellas

Como hemos visto, la situación era desesperante entre los muros de la prisión para los allí amontonados. Fuera, la Guerra Civil iba llegando a la etapa de la batalla del Ebro, en Europa sonaban tambores de guerra también, contra el fascismo – los cuales animaban al bando republicano – y en Navarra, ampliamente conservadora y cuna del Alzamiento – las derechas ganaban con solvencia las elecciones durante la II República y en el 36 se pasaban a las armas -, el clima de represión contra el ‘rojo’, al que se le consideraba culpable de todos los males estaba muy vivo. 

  • Continuará… –

El Bloque de derechas en Navarra (1936)

Historia

El Bloque de Derechas fue una coalición electoral que se creó en Navarra en 1933, durante la Segunda República Española, con el objetivo de aglutinar a todas las derechas y así maximizar el número de votos en las elecciones de ese año y en las de febrero de 1936. 

Y sí, las aglutinaron. A excepción de Falange Española, que no dio su apoyo de forma explícita. Estaba conformada por:

  • Comunión Tradicionalista. Con amplio apoyo en Navarra, dada la tradición carlista de ésta. Comunión, que no partido, ya que su ideario estaba en contra de los mismos. Habían unido a su vez fuerzas sumando a las tres corrientes que hasta entonces iban por separado. No creían en la República, de hecho ya en 1934 se habían juntado en Roma con Mussolini solicitando su ayuda para derrocarla; ayuda que recibieron en forma de dinero, armamento y adiestramiento militar. 
  • La CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas). Ya de por sí, suma de derechas también. Defendía la protección de la religión, la familia y la propiedad, con Gil-Robles a la cabeza, a través de una ‘política totalitaria’. Presentarse a las elecciones con el objetivo de tomar el poder y eliminar la democracia. Utilizaba tácticas de propaganda del partido Nazi alemán. Tras su fracaso electoral se centró en colaborar decididamente con el futuro Golpe militar.
  • Los monárquicos, con su líder independiente Raimundo García ‘Garcilaso’, director de Diario de Navarra hasta su muerte en 1962. Diputado en Cortes, conspirador contra la República, enlace civil del general Mola, coautor, junto a él, del bando que llamaba a la sublevación el 19 de julio y posteriormente miembro del Consejo Nacional del Movimiento. Apoyó después a la Alemania nazi y promovió el ideario del navarrismo.
  • Renovación Española, apoyando externamente. Ideológicamente, muy próximo al anterior. Su líder, José Calvo Sotelo, fue asesinado el 13 de julio de ese mismo año 1936, detonante final de la sublevación.

Las elecciones generales en España las ganó el Frente Popular con un estrecho margen de votos sobre las derechas, devolviendo el poder a las izquierdas. Sin embargo, en Navarra fue este Bloque de Derechas quien triunfó con holgura. 

Consiguió los siete diputados a Cortes. Por este orden:

Rafael Aizpun

Rafael Aizpún, de Unión Navarra (CEDA)

Tomas Dominguez Arevalo.Conde de Rodezno 1

Tomás Domínguez Arévalo (Conde de Rodezno), de Comunión Tradicionalista

4267.gen06072005.jpg

Miguel Gortari, de Unión Navarra (CEDA)

171px-Javier_Martínez_de_Morentín.png

Javier Martínez de Morentín, de Comunión Tradicionalista

1293.gen01674001

Luis Arellano, de Comunión Tradicionalista.

Jesús Elizalde

Jesús Elizalde, de Comunión Tradicionalista

4208.gen06023004

Raimundo García ‘Garcilaso’, monárquico independiente

Varios de ellos estuvieron directamente relacionados con los preparativos y el propio golpe militar de julio de ese mismo año. Después, ya con el Movimiento Nacional y el creado como partido único Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (FET y de las JONS), que englobaba a casi todos los antes existentes, tendrían cargos importantes en el gobierno franquista.

Los huídos de Cuelgamuros

Historia

De los 33.847 cuerpos que fueron enterrados en el Valle de los Caídos sólo los de 133 personas han podido escapar. Corresponden a 133 navarros fusilados por el bando nacional.

La Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos – así es como se llama – , de dimensiones estratosféricas, se construyó por orden de Franco después de la Guerra Civil, entre 1940 y 1958, en el valle de Cuelgamuros en San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

Valle_de_los_Caidos-Ley_de_memoria_historica-Memoria_Historica-Historiadores-Guerra_civil_espanola-Francisco_Franco-Cultura_197242020_30053191_854x834

El monumento, ideado para rendir honor a los ‘caídos’, fue levantado con el sudor y la sangre de prisioneros políticos e inaugurado el 1 de abril de 1959.

Caídos

Casi 4.000 navarr@s (1% de la población) fueron ejecutad@s en la represión tras el golpe militar, a pesar de que aquí no hubo frente de guerra, una de las cifras más altas en proporción de todos los territorios. Los cuerpos de algunos de ellos han sido encontrados en fosas comunes, cunetas y otros sitios gracias principalmente al testimonio de mayores, los de otros siguen todavía ‘desaparecidos’.

En los meses anteriores a la inauguración del Monumento los funcionarios franquistas, trabajando contrarreloj, completaron los columbarios con los restos desenterrados y trasladados de muchas personas que fueron asesinadas y arrojadas a fosas comunes, de las cuales muchas veces ni siquiera sus familiares tenían conocimiento. Se dio por tanto la circunstancia de que familias que por fin han conocido el paradero de los cuerpos de sus seres queridos lo han hecho cuando ya llevaban tiempo en el Valle de los Caídos. Otras muchas, como decimos, todavía no saben si los llevaron allí o están en cualquier otro lugar.

Valle_de_los_Caidos-Ley_de_memoria_historica-Guerra_civil_espanola-Francisco_Franco-Historia_142998983_10631619_1706x960

Tras la muerte del dictador (año 1975) los hijos de los asesinados comenzaron a buscar los restos y fue entonces cuando se dieron cuenta de que se habían producido las profanaciones. Localizaron enterramientos, pero estaban vacíos o con algún hueso disperso, ningún cráneo. Estos hechos pusieron a las familias en la pista del Valle de los caídos y, tras mucho insistir, consiguieron que en 1979 la Real Casa de Patrimonio Nacional certificara que efectivamente los restos se encontraban en la capilla lateral derecha de la Basílica desde el 29 de marzo de 1959. Los familiares iniciaron entonces el arduo proceso de intento de exhumación y retorno de los cuerpos del mismísimo Monumento a los caídos.

José Antonio Ruiz (alcalde de San Adrián), hijo del fusilado Cirilo Ruiz, empezó a reunirse con otros hijos de asesinados en uns bodega de forma clandestina. Entablaron largas negociaciones con el entonces gobierno de la UCD de Adolfo Suárez hasta que finalmente accedieron a su demanda a cambio de guardar silencio. Probablemente, el tono de concordia de los solicitantes fue clave para que el Gobierno cediera a la única exhumación que se ha llevado a cabo. “Somos las ramas de los troncos que asesinaron allí”, les llegó a decir José Antonio Ruiz.

Lo consiguieron, se procedió a la exhumación y, como último paso, el 18 de febrero de 1980, bajo la gigantesca cruz de granito que corona el valle de Cuelgamuros, se celebró un funeral, oficiado por un sacerdote navarro – los monjes benedictinos se negaron a participar -, por el alma de los allí presentes 133 republicanos navarros asesinados por el bando nacional en el verano de 1936.

Recibidos los restos, fueron trasladados por sus familias a sus lugares de origen. Correspondían a 6 personas de Allo, 19 de Azagra, 27 de Corella, 1 de Larraga, 5 de Lodosa, 6 de Los Arcos, 2 de Mendavia, 52 de Pamplona y 15 de San Adrián. A la llegada a Navarra, se sucedieron los homenajes multitudinarios en los pueblos. 

San Adrián 1980

Los tres portavoces de aquella comisión negociadora que consiguió rescatar los restos ya han fallecido. José Antonio Ruiz (en representación de San Adrián), Claudio Gainza (hijo del alcalde fusilado de Allo) y Terencio Ruiz (Cárcar) viajaron innumerables veces a Madrid a despachar con los altos cargos de UCD. 

Antes de que este retorno llegara a producirse, curiosamente, el destino quiso que el 24 de julio de 1979 a José Antonio Ruiz le tocara, como recién elegido alcalde de San Adrián, lanzar el cohete de las fiestas patronales desde el balcón del mismo edificio consistorial en el que justo 43 años antes, el 24 de julio de 1936, su padre fue detenido y asesinado.

Los restos de los fusilados en San Adrián yacen desde 1980 en el cementerio municipal bajo una lápida con la siguiente inscripción: “Derramaron nuestra sangre por tener un ideal, que jamás vuelva este horror, que esto sirva de lección y sea resurrección de vida a la libertad”.

4 / 06 / 1893 Manifestación contra Gamazo

Historia

Hoy, 4 de junio de 1893, va a tener lugar en Pamplona una multitudinaria manifestación que probablemente sea recordada siglos después.

Una Navarra herida y movilizada saldrá a la calle en respuesta a las pretensiones del ministro de Hacienda, Germán Gamazo, de suprimir el régimen fiscal foral a través de los Presupuestos del Estado.

Germán Gamazo

Germán Gamazo, Ministro de Hacienda

Como sabemos, ya con este régimen de mínimos, legitimado por la Ley de Modificación de Fueros de 1841, después de la primera Carlistada, el Reino dejó de existir como tal, perdiendo su soberanía para pasar a ser una provincia más de España. Las aduanas se trasladaron del Ebro a los Pirineos pero, sin embargo, conseguimos mantener una autonomía fiscal y administrativa que ahora este ministro quiere hacer desaparecer.

6212.gen08042002

Estandarte que encabeza la manifestación

Tras los actos de protesta y la queja formal enviada en mayo por la Diputación a Madrid, secundada por ayuntamientos, prensa y, en general, por toda la población sin distinción de ideas, llega este día histórico en el que debemos alzar la voz para pedirle al Gobierno español que respete la Ley pactada en 1841. Si no lo hiciera y la diera por terminada, sería nuestro derecho recuperar la soberanía perdida como Reino anterior a dicha fecha.

6214.gen08042004

Se ha hecho un llamamiento para que la marcha transcurra sin incidentes. La indignación es fuerte y hechos como la sublevación del fuerte de Puente la Reina así lo indican, pero tratarán de acallar el mensaje con todos los medios que tienen a su alcance si no se envía por vías pacíficas.

Recibiremos el apoyo del Principado Catalán, América, Galicia y las hermanas Provincias Vascongadas. 

Por otro lado, se va a elaborar un libro de protesta en los próximos meses para enviar a Madrid y se pretende conseguir la adhesión de todas aquellas personas que quieran mostrar su rechazo a tan injustas intenciones.

ExpoGamazada_b

125.000 navarros y navarras firmaron (Navarra contaba con 300.000 habitantes y las condiciones para poder hacerlo no eran como ahora)

Ucar - Libro de honor de los Navarros

Algunos fimantes del municipio de Ucar (Valdizarbe)

ESTE TEXTO ES FICTICIO, pero probablemente sea muy similar a los que se publicaron aquellos días. Trata de recoger lo que supuso en Navarra aquel 4 de junio y todos los acontecimientos previos y posteriores a dicha fecha. La gamazada ocurrió hace 125 años por el siempre presente anhelo centralista de eliminar nuestros derechos. Otras decisiones pero con mismas intenciones se fueron tomando a lo largo de los siglos antes de 1893, la Ley de 1841, sin ir más lejos, es el mayor de los ejemplos. ¿Cuándo será la próxima? ¿responderemos con la misma unidad?

Coplas del Paloteado de Monteagudo (Jose Martínez Jarauta “Joselico”, 1894)

Antiguamente Navarra
era un reino independiente
de pagos y de soldados
y de otras cosas urgentes.

Desde mil quinientos doce
Navarra se unió a Castilla
sin abandonar sus Fueros
así el pacto lo pedía.

La Navarra en aquel año
mucho fue lo que perdió
pues perdió la independencia
prenda de inmenso valor.

Pues hay muchos en España
que trabajan con malicia
por que sea la Navarra
como las demás provincias.

Pues si el Gobierno de España
sigue en sus pretensiones
se tomarán en Navarra
serias determinaciones.

Con Monteagudo, Cascante
Ablitas, también Barillas,
Olite, Tafalla, Estella,
Cortes, Buñuel y Murchante,
formemos una guerrilla
para marchar adelante.

Pues también se nos ofrecen
como si fueran hermanos
los valientes Alaveses,
Vizcaínos y Guipuzcoanos.

Vivan las cuatro provincias
que siempre han estado unidas
y nunca se apartarán
aunque Gamazo lo diga.

¡Viva Navarra y sus Fueros!

 

 

 

22.05.1938 Fuga de Ezkaba – Esquivando perseguidores

Historia

“En el Penal éramos unos dos mil setecientos reclusos. Salimos unos mil setecientos. Era entre dos luces. Desfilamos todos casi en columna compacta hacia el monte. A las dos horas de iniciada la fuga ya funcionaban los reflectores por todas partes y por las carreteras volaban los camiones cargados de guardias civiles y de requetés. La columna se desparramó por los bosques y por los barrancos en la noche. Al día siguiente, desde nuestros escondrijos comprobábamos con qué saña se nos perseguía. Perros, curas, mujeres con fusiles y boinas rojas, requetés, guardia civil y soldados andaban y venían por los montes, detrás de nosotros. No se atrevían a penetrar en los bosques, porque a lo mejor temían que estuviéramos armados. Nosotros permanecíamos en las espesuras durante el día y por la noche avanzábamos. Yo iba con un grupo primero de unos veinte compañeros; a los dos días quedábamos tres y más tarde quedé yo solo. La persecución seguía dura y tenaz”.

Así recordó la huída de la cárcel de Ezkaba días después, una de las tres personas que consiguió cruzar la frontera por Urepel, Jovino Fernández González, natural de El Bierzo leonés. (Periódico Solidaridad Obrera, 16.06.1938).

En www.losfugadosdeezkaba1938.com , página que recomendamos visitar y de la cual obtenemos estos párrafos, podemos conocer con todo detalle gran parte de lo que sucedió esos días de hace ahora 80 años. Y entre esta interesante y valiosa información tenemos las palabras de Jovino y las de los otros dos fugados que consiguieron escapar — Valentín Lorenzo Bajo y José Marinero Sanz -.

En el fuerte había 2.487 presos. Como uno de los guardias corrió hacia Berriozar a dar el aviso, no hubo tiempo para organizarse. Finalmente, de todos los que salieron, 795 decidieron seguir adelante. Excepto los tres citados, todos fueron capturados, de los cuales 207 fueron asesinados y enterrados en el propio monte Ezkaba o en sus inmediaciones.

Relación de fugados

La historia de Jovino no tiene desperdicio:

Jovino-156033

Jovino, 1908 – 1995 (www.losfugadosdeezkaba1938.com)

Se guiaba por su sentido de la orientación, habituado a largas caminatas por los montes leoneses para ir a pueblos o ferias; en la noche, por las estrellas. Su hija Ana resalta su tenacidad, resistencia física y mental que le llevó a vencer obstáculos, mientras iba perdiendo a sus compañeros de escapada. En una ocasión permanecí más de dos horas metido en un río. Ladraban los perros rastreadores. “Pues este c… se ha metido aquí, y aquí lo hemos de encontrar” decía un cura con fusil y canana. No sé cómo no me encontraron. Nos separaba la distancia de dos metros de maleza. Fue un trago de los más duros. Ante la cercanía de los perseguidores, se metió en un río hasta los hombros, oculto entre unas ramas. En la orilla se detuvo la patrulla de requetés, “margaritas” carlistas, -su sección femenina- y algún cura. Jovino, sin atreverse a respirar, oía sus imprecaciones contra los huidos. De una “margarita” llegó a ver el rostro reflejado en su espejo mientras se refrescaba. Una rama que lo sujetaba se rompió y los perros acudieron. Jovino alargó la mano, les acarició el hocico y calmados, terminó la alarma. Su carácter, poco dado a la vanagloria, convierte esta confesión en una excepción. La abuela Ana María achacaba la milagrosa salvación a la intervención de San Roque. Toda ayuda era poca en ese lance.

“Comía hojas de roble y hierbas, las que creía que pudieran ser buenas. Estaba hecho polvo. Tenía entendido que desde Pamplona a la frontera sólo hay 47 quilómetros. Así pasaron cerca de diez días. Cada día me libraba, por verdadero milagro, de que me atrapasen. No hay nada comparable a esto…” Era tal el hambre que un día mató un corderito con una piedra. Deshidratado, bebió su sangre, comió un muslo y guardó el resto entre su ropa.

Topó con un pastor de pelo largo y barbas blancas. Así contó su encuentro en la prensa: “Al fin, un día –a los doce de haber salido del Penal- me encontré un pastor. Me dio pan y queso. Le dije que marchaba hacia Guipúzcoa, y le pregunté si iba bien. Me respondió que estaba en territorio navarro, a cuatro kilómetros de Francia. Estuve a punto de desvanecerme. Me sinceré con el pastor. Ya sospechaba él que yo era un fugitivo. Me aconsejó que permaneciese en el bosque escondido hasta el día siguiente, que él me ayudaría a pasar la raya de Francia. Así fue. Al otro día burlé una vez más las guardias de vigilancia. Eran las últimas. Estaba ya en Francia”. Jovino le preguntó por su nombre y dónde vivía, para poder recompensarle algún día, a lo que el pastor se negó: demasiado peligroso.

Llegó a una pequeña aldea el 4 de junio de 1938, donde los vecinos se arremolinaron mientras comía en la calle. Aquellos niños recuerdan hoy los continuos ecos que llegaban de la vecina guerra y sus fugitivos, pero no se grabó concreta imagen de cada caso.

El encuentro con el pastor pudo producirse entre la majada de pastores de Zaraka, en Sorogain, y el Lindus. Es el punto geográfico que encaja con la descripción que hizo Jovino: situado encima de Roncesvalles, domina los montes de los dos lados de la frontera y vislumbra tanto la Colegiata como caseríos de Urepel, que quedan a cuatro kilómetros a través de Burdingurutzeko lepoa, paso natural frecuentado por pastores y contrabandistas.

Burdingurutzeko Lepoa

Burdingurutzeko Lepoa (www.oscarelorza.blogspot.com)

Que llegó a Urepel quedó confirmado en un escrito de la Guardia Civil. Ello permite incluir entre los ocasionales pastores a los de Urepel, como Xalbador, cuya borda se situaba en esa misma línea fronteriza, y cuya relación con estos refugiados es atestiguada por J.R. Aranberria (Ondárroa 1925), residente en Banka en 1945.

Urepel

Urepel (Baxe Nafarroa)

El término de Roncesvalles es de un único titular, la Colegiata, peculiaridad que da continuidad al despoblamiento de Quinto. Había dos pastores, uno por Altobiskar, alejado de los hechos, y otro Martín Camino, arrendatario de Berrokoborda, que pasta el ganado hacia los montes Lindus y Atalozti. El único pastor en el lugar apropiado.

Tge Guardian - Fuga Ezkaba

The Guardian, 25.05.1938 (www.losfugadosdeezkaba1938.com)

(Textos extraídos de http://www.losfugadosdeezkaba1938.com)

www.nafarra.sharetribe.com

SORTEO! EXPERIENCIA AUTÉNTICA EN MALERREKA – SEGUROS BILBAO

Comunidad, Eventos, Gastronomia, Historia, Rutas, Sorteo

Seguros Bilbao nos ofrece la posibilidad de disfrutar gratis de la experiencia auténtica de un fin de semana en Malerreka. Además, sólo por participar en el sorteo podremos tener, también de forma gratuita, una reunión de planificación económico-financiera.

El sorteo se realizará el VIERNES 23 DE MARZO a las 12:00. 

Los requisitos para optar al premio y aprovechar la oportunidad de planificación son los siguientes:
– compartir la publicación de facebook.
– rellenar el formulario con los datos de contacto. Lo puedes encontrar al final de este artículo.
– darle a ‘me gusta’ a la página de facebook de Nafarra.

PREMIO: EZKURRA (MALERREKA) 

FIN DE SEMANA para 2 PERSONAS en Basojaun de Ezkurra a disfrutar entre abril y junio, incluyendo:
– 2 noches de alojamiento en habitación doble.
– Desayunos del sábado y domingo.
– Ruta mañanera por alguno de los formidables valles que conforman Malerreka junto a Tito, dueño del establecimiento y guía local que conoce la zona como la palma de su mano. Asequible para todos los públicos.
– Comida el sábado. Todos los productos que utilizan para las comidas son de la zona, calidad más que garantizada.

La majestuosidad de Malerreka, ciertamente, es desconocida por mucha gente. Tiene como cabecera de valle a Santesteban/Doneztebe, capital comercial, y se extiende por 262 km2 hasta casi Leitza, capital industrial de la zona. Los nombres de algunos de sus pueblos suenan más, por ejemplo Ituren y Zubieta – por los ioaldunak – pero no sabemos que estamos ante un tesoro naturalístico y cultural gigantesco: un valle de valles recónditos de belleza incalculable, de orografía accidentada prácticamente virgen. Un territorio, también, de cuentos y canciones intergeneracionales, cocinados al calor de la mitología, la Historia y la subsistencia.

www.nafarra.sharetribe.com

www.nafarra.sharetribe.com

www.nafarra.sharetribe.com

www.nafarra.sharetribe.com

www.nafarra.sharetribe.com

 

PLANIFICACIÓN FINANCIERA GRATUITA

Un asesor financiero de la oficina de Pamplona (Pio XII, 18, bajo trasera) contactará individualmente con las personas participantes para fijar una REUNIÓN. En ella se conversará sobre la situación personal y profesional de la persona, sobre inquietudes, dudas y necesidades de su ámbito económico, y se generará una planificación financiera personalizada. El asesor le orientará y propondrá, si es el caso, acciones a tomar. Siempre sin ningún compromiso.

preparar-presupuesto

FORMULARIO 

Rellenenar este formulario es requisito para participar en el sorteo.

 

 

En cumplimiento de la ley de protección de datos, le informamos que Usted autoriza a Seguros Bilbao y Nafarra a utilizar sus datos en caso de campañas informativas o publicitarias. La responsabilidad de Seguros Bilbao y Nafarra, como intermedarios, se limita a abonar a los proveedores de las experiencias el precio estipulado.